Reyes “Sin riesgo” o juegos de bancos de inversión

Share/Save
понятия «доходность» и «риск» всегда идут рука об руку

De la teoría de finanzas es bien conocido, que los conceptos “Rentabilidad” y “Riesco” siempre van de la mano, puesto que si cambia uno de los parámetros también cambia el otro. Sobre este tema hay escritos muchos trabajos teóricos y aplicados, en los cuales se basa la teoría clásica de la cartera de Harry Markowitz, la cual describe la combinación del activo de riesgo y el activo libre de riesgo (los financistas profesionales asimismo usan ampliamente el coeficiente de William Sharp).

 En el mundo real el activo libre de riesgo como tal, no existe: en la práctica para el análisis del atractivo de inversiones usan los bonos del tesoro de EE. UU. Es evidente que por la rentabilidad de los bonos del tesoro no se podrá atraer inversiones, pero su aspecto libre de riesgo es muy llamativo.

 Los inventores de las estrategias libres de riesgo, o mejor dicho estrategias de poco riesgo e incluso los mercados en gran cantidad, se encuentran entre los bancos de inversiones.  Indudablemente, al emplear una determinada estrategia, hay que atenerse a determinados principios.

 Principio 1: “Demasiado grande para fallar” (“Too big to fail”) –  funciona siempre. También este principio lo llaman “Riesgo moral”: él significa, que el estado no permitirá la quiebra de un instituto demasiado grande para el sistema financiero, y dicho con más sencillez, siempre vendrá a ayudar. De esta forma, la necesidad de la ayuda urgente financiera a los bancos de inversión, el jefe del sistema de reserva federal de EE. UU. (SRF) Ben Bernanke la planteó en verano del año 2008. Como resultado, ya en junio del 2008 el banco deficitario “Bear Stearns” fue unido a “JP Morgan Chase” prácticamente gratis. Los activos problemáticos en una cantidad de 30 miles de millones de dólares de los EE. UU. fueron financiados por el banco de reserva federal de Nueva York (estructura del SRF) según la tasa de marzo del año 2008. Después de cuatro trimestres deficitarios consecutivos “Merrill Lynch&Co” formalmente fue comprado por la corporación “Bank of America”, y la cantidad de la negociación ascendió a 50 miles de millones de dólares de EE. UU. Como patrocinadores de facto actuaron el SRF y la Tesorería de EE. UU. (por medio de la infusión del capital accionista a través del programa TARP en una cantidad de 20 mil millones de dólares de EE. UU., asimismo como la presentación de garantías de compensación de pérdidas por activos en una cantidad de aproximadamente 118 miles de millones de dólares de EE.UU.). 

 Principio 2: “Efecto de masas” (“Hoarding effect”). Como norma, el mercado se calienta por algunos jugadores y paulatinamente ellos toman el gusto, atrayendo nuevos participantes. El mercado explotado de cédulas hipotecarias – el ejemplo más vivo del empleo de tal enfoque. En la caída brusca de este mercado sufrieron pérdidas considerables todos sus participantes, y “Lehman Brothers” y del todo pasó a la historia. Un poco antes, en los años 2000 tuvo lugar la burbuja de dot-com (“dot-com bubble”). Existe una sospecha, que ahora en el mismo estado se encuentran los mercados de petróleo y oro.

 Principio 3: (“Uso del arbitraje especulativo”). Habrá que admitir, que esto no suena mal, pero en realidad – muy a menudo – resulta, que de, tan traído y llevado – arbitraje, ni siquiera se trataba. No son raros los casos, cuando los financistas, atraídos por la estructura “sin riesgo” falsa del negocio, dejan de controlar el leveridge (nivel financiero de prestación), el cual sobrepasa cualquier escala, lanzándose al cielo, y, al revés – a la compresión de liquidez, él mismo se convierte al catalizador de la caída. Hasta el año 2008 en el mercado caliente de inmobiliaria se realizaba el juego activo “sin riesgo” de letras de préstamo hipotecarias sub normativas (sub-prime mortgages), así mismo como la venta de seguros para ellas, en forma de cambios de crédito de mora (CDS, Credit Default Swaps).  La compañía de Seguros “AIG” también trató de participar en el juego grande. El resultado de aquel paso imprudente fue la obligación de SRF de EE. UU., en el año 2008, de asignar 85 miles de millones de dólares de financiación, en resumen, la compañía fue nacionalizada, prácticamente, en su totalidad. “Goldman Sachs”, el cual tenía, aproximadamente, 10 miles de millones de dólares de la deuda asegurada, que dependía de la solvencia de “AIG”, debe estar agradecido al gobierno de de EE. UU., el cual apoyó a los aseguradores en el momento difícil. Además, la cuestión acerca del costo del seguro de las demandas monetarias para aquel momento, se queda – un problema no solucionado, a pesar de que “Goldman Sachs” no se cansa de declarar oficialmente, que todas las posiciones por el negocio se revaloraban, diariamente, de acuerdo con el costo del mercado. Lo más importante es  - elegir, virtuosamente, el socio.

 Por supuesto, no es absolutamente correcto – pintar a todos los bancos de inversión - del mismo color: por culpa de los demás, alguno de los bancos sufrió más seriamente, el otro – menos. La esperada diversificación de los riesgos no ha sucedido, lo que ha sucedido, es la trivial redistribución – el principio de la conservación de la energía se realizó en general, pero no – en particular. 
Se puede encontrar una cantidad suficiente de información, en el alcance amplio, acerca de las siguientes tecnologías de sacar el beneficio:

  1. Juego en el mercado de los valores hipotecarios garantizados/asegurados. Y el juego consiste en lo siguiente: a las, unidas a un portfolio, pool de letras de préstamo hipotecarias, se adjudica un rating alto de la categoría de inversión, esperando la diversificación y la prioridad de anulación. La publicidad, para los inversores potenciales, se presenta – en el modo correspondiente. Formalmente, las “independientes” agencias de rating colaboran en el calentamiento, pues, de hecho son ellas, quienes resultan interesados y no pueden sobrepasar la tentación y perder la ocasión de beneficiarse en tal mercado. En particular, la fe ciega en veracidad de los ratings y esperanza de la diversificación llevó “Lehmann Brothers” a la bancarrota. Las instituciones estatales, alrededor de todo el mundo, se hicieron cargo de la reorganización de otras compañías 
  2. Adopción de posiciones contrarias acerca de los productos publicitarios. Por esta razón, dos bancos de inversiones más grandes “Goldman Sachs” y “JP Morgan” ya han pagado multas en la cantidad de 650 millones de dólares. Los bancos, a la pata la llana, recogieron la comisión de los inversores, colocando sus medios y, simultáneamente, ocultando la información acerca de la posición contraria, adoptada por el otro participante del negocio.
  3. Precios inflados en los mercados de materia prima. Actualmente, se puede, tan sólo adivinar el costo real de petróleo y oro. De acuerdo con diferentes valoraciones, la parte del componente especulativo oscila en el diapasón comprendido entre el 30 hasta el 50 porciento. Esto, seguramente, no pasó sin ayuda de los bancos –inversores.
  4. Manipulaciones con deudas estatales. “Goldman Sachs” concluyó el acuerdo de cambio de divisas con la tesorería de Grecia, pero, utilizando los precios, artificialmente disminuidos, en vez de utilizar los precios de mercado, como resultado – se formó el adeudo de Grecia frente a este banco. Para este adeudo, “Goldman Sachs” adquirió, enseguida – un seguro, (el cual salió, considerablemente menos, que el índice del adeudo griego) en forma de synthetic CDS, de la compañía de seguros alemana “Depfa” La manipulación consistía en el hecho, que esta deuda, no figuraba nunca en el adeudo estatal de Grecia, pero el banco de inversiones, tranquilamente, ganó su marge-sin riesgo.

 Se puede, tanto como se quiera, hablar acerca de las actuaciones de SRF, acerca de la liquidez excesiva y varios ablandamientos cualitativos (Quantitative easing 1 and Quantitative easing 2, QE1&QE2), de su papel y carencias. Aplicando el análisis a la situación del año 2008, a la, prácticamente, completa congelación del mercado de acciones acreditarías interbancarias – y en aquel momento se trataba de varios cientos de miles de millones de dólares – sale la pregunta: ¿Dónde se encuentra la iliquidez necesaria? Era imprescindible - buscar y colocar medios monetarios en el mercado, en el caso contrario, actualmente, no tendríamos la oportunidad ninguna, generalmente hablando, analizar las razones de nadie. También es de entender, que SRF es, nada más que, el instrumento y la cuestión principal es la siguiente: ¿Quién está interesado en utilizarlo y, quién maneja todo este sistema?

 Generalmente hablando, el hecho de ganar capitales grandes en los mercados no es el crimen, sin embargo, los participantes del juego, afortunada- o desafortunadamente, son flacos de memoria acerca de los serios - errores de cuenta y pérdidas.

 En el saldo seco se quedan, naturalmente, las siguientes preguntas acerca de la actuación de los bancos de inversiones:

  • ¿Si existe la necesidad de creación de mercados falsos de “sin riesgo”, parecidos a letras de préstamo hipotecarias?
  • ¿Si siempre existirá la posibilidad, a cualquier disturbio sería, apelar a la ayuda del estado, utilizando el principio “demasiado grande para fallar”?
  • ¿Hasta qué límite es – sin riesgo – para el sistema financiero, abastecer el rendimiento tan sólo a cuenta del leveridge, multiplicado por diez, al capital y la comisión para la gerencia, en cantidad de 1,5-2%, que no depende de los resultados de la actuación?

 Y, para concluir la cuestión principal: ¿Qué se arriesgan las casas de inversiones de Wall – street, en los períodos, cuando termina el crecimiento especulativo de los mercados artificiales, desaparecen ganancias de miles de millones y se derrumban todos los sistemas progresivos de gerencia de riesgo? ¿Cuánto tiempo podrá seguir la asimetría de “sin riesgo”?