Rusia está comprando más deuda de EE.UU.

Share/Save
Россия опять инвестирует в облигации США

En marzo, el país compró 13.500 millones de dólares en bonos del Gobierno de Estados Unidos, más conocido como "valores del Tesoro". En total, Rusia posee casi 100.000 millones de la deuda de Estados Unidos, según datos del Departamento del Tesoro recientemente publicados.

Es el tercer mes consecutivo que Rusia compra bonos del Gobierno estadounidense.

Una razón clave es que Rusia está reponiendo sus reservas de divisas, que disminuyeron dramáticamente cuando los precios del petróleo cayeron, el año pasado, a su nivel más bajo desde 2003.

Cuando el precio del petróleo comenzó a caer a finales de 2014, la economía y la moneda de Rusia descendieron con él. Las sanciones económicas de EE.UU. y Europa contra Rusia no ayudaron a su economía tampoco.

El rublo ruso alcanzó un mínimo histórico a principios de 2016, cuando los precios del petróleo cayeron a alrededor de 26 dólares por barril.

Su desplome podría haber sido peor si el Gobierno ruso no gastara una gran cantidad de sus reservas de dólares estadounidenses para mantener la moneda a flote.

Antes de que los precios del petróleo cayeran, Rusia poseía alrededor de 150.000 millones de dólares en bonos estadounidenses. Cayeron a 66.500 millones en 2015.

Ministerio de Finanzas de los EEUU

Los precios del petróleo han subido a casi 50 dólares barril y el rublo ha respirado también, aumentado un 14% en los últimos 12 meses.

Con las aguas más tranquilas, Rusia puede permitirse el lujo de reponer sus reservas.

La mayoría de los países mantienen sus reservas de divisas en bonos del Tesoro de Estados Unidos, ya que está considerada como una de las inversiones más seguras en el mundo.

Expertos argumentan que Rusia podría tener más reservas de Estados Unidos en cuentas en paraísos fiscales como Suiza, las Islas Caimán y Luxemburgo, pero es imposible saber por ahora exactamente cuánta deuda estadounidense posee.

La cifra oficial, 100.000 millones, no es una cantidad asombrosa. China y Japón poseen cada uno más de 1 billón de dólares en bonos estadounidenses.