Gente y la mar

Share/Save
Хосе Антонио Соролья

Los habitantes de los megalópolis, inmersos en agitación de la ciudad, pensando sobre el descanso a menudo imaginan una orilla desierta soleada con palmeras. Y la mar se asocia con el estado de serenidad, alegría y tranquilidad. Pero esto es una sola vision suya.

De otra manera la mar y la gente la percibe el pintor español Jose Antonio Sorolla. Hace poco tiempo sus obras en el estilo de hiperrealismo presentó la galería "Fain art". En sus cuadros todas los detalles de los paisajes nosotros vemos detrás de la espalda o de las espaldas de los personjes. El cielo nublado, la mar en calma, se siente la frescura. No sabemos, si esta gente está mirando a la onda de la mar o está mirando a lo lejos, o a la orilla contraria de la bahía. Es un secreto. Como si nos hemos convertido en espectadores involuntarios y hemos sorprendido a la gente paseando a lo largo de la mar. Incluso si hay alguien que nos mira su rostro está en la sombra, y por lo tanto tampoco expresa emociones.

Al mismo tiempo la realidad ilusoria del momento se consige con escrupuloso pintado de los detalles de la ropa y de los objetos, por ejemplo de la bicicleta, paraguas, cámara de foto. El uso del primer plano en conjunto con la técnica de embarnizar, que enmascara la manera de pintar "a mano" con el pincel sobre el lienzo, face la asociación con el cinematógrafo. La impresión de la presencia se intensifica cuando miramos a la serie de las pinturas, en cada de las cuales los mismos personajes, que se encuentran en diferentes momentos de aproximación entre uno y el otro - el movimiento virtual en la sobrerealidad virtual.

Jose Antonio Sorolla no es un pionero en tal corriente de bellas artes como hiperrealismo. Esta corriente apareció en EEUU a los fines de los sesenta, cuando los pintores con la extrema crudeza mostraban los automólies parados, vallas publicitarias, escaparates de las farmacias, tiendas o las imagenes en ellas de la vida urbana huidiza. Con eso, sus obras totalmente sin gente. Al final del siglo XX la hiperrealidad apareció de nuevo en los lienzos: la empesaron a usar los grupos nuevos de los pintores de posmodernismo. Por ejemplo, Mel Ramos, Bernardo Torrens, Scott Prior los cuales en la estética de la hiperrealidad "clásica" agregaron personas y animales.

El interés a las obras de Jose Antonio Sorolla - es una de la tendencias del arte moderno, lo cual trata de reunir las corrientes mas novedosas y la reaidad. La particularidad de este pintor está y en la variedad de las pinturas, las cuales no son típicos para tal país como España. Podríamos pensar que al nacer en Valencia, Jose Antonio, como los muchos otros pintores españoles, debería usar alboroto de colores vivos. Sin embargo, a pesar de que se educaba en la familia de los artesanos, el negocio de quien era en la fabricación y el pintado de los potes, Sorolla por completo se dedicó su vida a la pintura en los tonos apacibles. Participa en las exhibiciones a partir del 1983, demostraba sus obras en muchas galerías de los países de Europa y EE UU, en las ferias del arte moderno, y también en las sala de exposición y en los museos.

Al pararse frente a sus lienzos con la mar, se puede quedarse pensando sobre lo eternal, estar triste de lo pasado o fantasear sobre los héroes de sus pinturas, al lado de los cuales estas. Cada puede conseguir su sentido, pero lo que ellos atraen - esto es indiscutible.