Comienza el desplome de los ingresos petroleros en Mexico

Share/Save

El mes de enero fue una prueba de lo que nos espera este año en términos de ingresos. La caída de 47 por ciento en las exportaciones petroleras, que equivale a una pérdida de mil 812 millones de dólares, no pudo ser compensada ni con el aumento de 15.3 por ciento de las exportaciones automotrices en el primer mes de 2015.
En enero las exportaciones totales mostraron una caída de 1.8 por ciento anual, en comparación con el mismo mes del 2014. Esta caída, que reportó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), significó el mayor incremento en el déficit de la balanza comercial en un mes de enero y el segundo mayor incremento en la historia del país.
En total, el déficit ascendió a 3 mil 248 millones de dólares, desde el dato previo de 3 mil 182 millones de dólares, reportado en enero de 2014. El mas alto en la historia para un enero. El déficit petrolero de enero fue además el más elevado en la historia.
De las exportaciones petroleras, 77 por ciento fueron de petróleo crudo, las cuales tuvieron una caída de 52.3 por ciento en el mismo periodo, lo que es equivalente a mil 712 millones de dólares. A su vez, esta caída se debe principalmente a la disminución en el precio de la mezcla mexicana, que perdió 56 por ciento entre enero de 2014 y enero de 2015.


En este marco de pérdida de ingresos clave para la economía, el gobierno federal colocó mil 250 millones de euros en bonos globales con vencimiento en 2024 y mil 250 millones de euros a 30 años, con vencimiento en 2045.
Con estas operaciones se captaron recursos por un total de dos mil 500 millones de euros, aproximadamente dos mil 800 millones de dólares, informó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) en un comunicado.
El costo del financiamiento logrado en la emisión del bono con vencimiento en 2024 es el más bajo obtenido a plazo similar por el gobierno federal en el mercado de euros, y en el bono a 30 años se logró el rendimiento más bajo en la historia a ese plazo en cualquier moneda. Se observó una demanda por esta emisión de 3.5 veces el monto emitido, con la participación de más de 400 inversionistas internacionales.