Moscú - Santiago de Chile: camino hacia el éxito

Share/Save
Москва - Сантьяго, Россия - Чили

Rusia y Chile deben ampliar con cada año la colaboración en todas las esferas. Es la opinión del Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Federación Rusa en la República de Chile, Se. Mijail Orlovets. En una entrevista a nuestra edición, el embajador habló de los aspectos políticos, económico-comerciales y culturales de la colaboración, así como dio un buen consejo a los empresarios rusos.

- La Embajada de la Federación Rusa desarrolla un trabajo de gran escala para la consolidación de las relaciones amistosas por la línea Moscú-Santiago de Chile- ¿Cómo evaluaría Ud. el estado actual y las perspectivas de las relaciones ruso-chilenas? ¿En qué aspectos las relaciones bilaterales tienen el potencial más grande?   
- En actualidad tratamos de pasar las relaciones ruso-chilenas sobre la base contemporánea y correspondiente a los interesas de nuestros países, desarrollamos los contactos políticos, perfeccionamos la base contractual-jurídica. Se puede destacar en especial el Tratado sobre las relaciones de socios, firmado en el encuentro de los Presidentes en los marcos de la cumbre de la CEAP en Japón, en noviembre de 2010. Este documento refrendó los principios las orientaciones fundamentales de nuestras relaciones: la consolidación de la paz y la seguridad internacional, la garantía del orden mundial democrático y justo, la observación de los derechos humanos, el respecto de la independencia política y económica de los Estados, la confirmación de los valores democráticos. El 15 de mayo pasado, este documento fue ratificado por la Duma de Estado. Esperamos el paso análogo de la parte chilena.

En actualidad se preparan y se realizan intensamente los encuentros de diferentes niveles en el marco de la presidencia de Rusia en el foro de la Cooperación Económica Asiática y del Pacífico, en cuya cumbre, que tendrá lugar en septiembre en Vladivostok, planea participar el presidente de Chile, Sebastián Puñéra.

Las negociaciones con la parte chilena muestran un considerable espectro de la coincidencia de las posiciones de ambos países respecto a los temas más importantes de la agenda mundial, como la aprobación del mundo multi-polar, el papel central de la ONU,  la reformación del sistema financiero internacional, la contribución en el desarrollo, etc.

- ¿Cuál es estado actual de las relaciones económico-comerciales entre nuestros países? ¿Si existen factores que complican el comercio bilateral? ¿En cuánto es fuerte la competencia  para Rusia en el mercado chileno, y con quién se ve obligado de competir?            

- El volumen total del giro comercial ruso-chileno para hoy día constituye 450 millones de US dólares. Esto, claro está, no corresponde a las posibilidades potenciales de Rusia y Chile, especialmente si tengamos en cuenta el alto nivel de la complementariedad mutua de las economías de nuestros países. Pero, incluso con los índices tan modestos, la balanza está muy lejos de formarse en nuestro favor. Hay que reconocer la aspiración de la parte chilena de penetrar con sus mercancías competitivas a los mercados nuevos, entre los cuales el ruso es uno de los más perspectivos.

Por otra parte, los intereses económico-comerciales rusos en Chile los aplicamos tanto por los canales estatales, como por los privados. Pasado abril, en Santiago de Chile se celebro la VI reunión de la Comisión Intergubernamental Ruso-Chilena para el Comercio y la Colaboración Económica. Paralelamente, se efectuó el foro bilateral de empresarios con la participación de las empresas comerciales, interesados trabajar en el mercado chileno, entre ellos – “Silovie Mashini S.A”, “RusHydro SA”, “SoyusSpetsStroi”, “Compañía Unificada de Granos”, entre otros.  Una representativa delegación rusa tomo parte en la Exposición Internacional Espacial y de Aviación FIDAE-2012, que se celebró en Chile en finales de marzo-inicio de abril del año corriente. La parte chilena, en general, muestra interés para colaborar con nosotros en tales esferas, como la industria minera de extracción, las comunicaciones, compras de granos, la rama energética, las tecnologías de punta. Al mismo tiempo, no hay que olvidar, que este país históricamente está orientado a los equipos y tecnologías de los países de Norteamérica, Europa, Japón, y últimamente – Corea del Sur y China. Por esto, como la regla, tenemos que “luchar” allí en las condiciones de una competencia dura. Para el trabajo más efectivo, algunas firmas rusas,  como, por ejemplo, “Silovie Mashini”, ya han inaugurado sus representaciones en Chile, lo que les permite llevar las negociaciones con los contratantes chilenos coordinando las condiciones de las labores conjuntas.

- Empresarios de Rusia son muy reservados en sus comentarios sobre las posibilidades de las labores más activas en Chile. Y no es la última causa de esto – la lejanía geográfica y tradicionalmente fuertes posiciones allí de los socios históricos de los socios de  Santiago de Chile. ¿Cuáles son las vías eventuales que ve Ud. para ayudar al negocio ruso en su salida en el mercado chileno?  

- Entre los problemas, con los cuales chochan los hombres de negocio rusos en el mercado chileno, hay que mencionar el problema principal que tiene carácter universal. Vivimos en la época de la globalización total, de un alto nivel de mutua penetración de mercancías y servicios, en lo cual la lejanía geográfica de los mercados ya no tiene mucha importancia. Todo esto requiere del empresario un alto nivel de educación, el dominio de idiomas extranjeras, la experiencia de negociaciones y la orientación hacia la perspectiva y no a un favor momentáneo. Lamentablemente, por ahora no todos los empresarios rusos están listos para trabajar en tales condiciones. Pero esto es un asunto de tiempo. Sabemos aprender las cosas rápidamente.

A las empresas que quieren entrar en el mercado de Chile, les recomendaría aprovechar más activo los mecanismos, que tienen ellos en su disposición, ente todo, los informativos. Son las Cámaras de Industria y Comercio, el Consejo Económico Ruso-Chileno, la Representación “Pro-Chile” en Moscú, y simplemente los recursos de Internet, por medio de los cuales uno puede encontrar a los socios o declararse por sí mismo.        

- ¿Cómo desarrollan Rusia y Chile sus relaciones en otras esferas? ¿Sobre qué actividades más importantes e interesantes podría explicar Ud. a nuestros lectores?

-  Es evidente la necesidad de desarrollar nuestras relaciones también en otras direcciones, en particular, en el marco de la cooperación interparlamentaria y en la esfera de cultura. Las posibilidades existentes en este segmento tampoco se utilizan a plena medida. Entre los momentos positivos se puede mencionar el Convenio sobre la colaboración entre las Cámaras Altas de nuestros parlamentos, firmado en junio de 2011 en el marco de la visita en Moscú del presidente del Senado de Chile. Espero, que las posibilidades adicionales que han surgido con este paso, sean aprovechadas para el desarrollo de nuestras relaciones, incluso en la esfera económico-comercial. Un evento de importancia en la esfera de cultura resultaron ser las Jornadas de San Petersburgo, celebradas en Santiago de Chile en noviembre del año pasado, que fueron organizadas por el Gobierno de la ciudad con ayuda de nuestra embajada. A los chilenos les gustaron los conciertos de los músicos del Teatro peterburgués Mariinski. En los mismos días fue organizada la exposición de las obras de los pintores contemporáneos de San Petersburgo “La historia y la cultura de San Petersburgo en los dibujos gráficos”, la exposición fotográfica de la colección del Museo de Antropología y Etnografía Pedro el Grande, titulada “Mijail Lomonosov y su época” y dedicada al 300 aniversario de nacimiento de este gran científico ruso. El compositor ruso Igor Rogaliov, celebró una clase de maestro en el conservatorio de la Universidad Mayor. Además, en Chile estaban de gira artística los artistas de ballet de los Teatros Bolchoi y Mariinski “Estrellas del ballet ruso”, así como los conciertos a solo de los músicos rusos, que viven aquí, los encuentros con los cantantes de la opera “Boris Godunov”, presentada en el Teatro municipal de Santiago, y conciertos de otros colectivos creativos de Rusia.

El junio pasado, en Santiago de Chile con mucho éxito pasó la exposición del pintor ruso Boris Grigoriev de la colección del Museo Ruso de San Petersburgo y de las colecciones privadas de Alemania y Chile. La exposición despertó un vivo interés y resonancia de la opinión pública local. En breve, la agenda del día de las relaciones ruso-chilenas plantea para hoy día la tarea de intensificar estas relaciones en todas las direcciones. Es necesario continuar el trabajo de ampliar y modernizar la base contractual-jurídica, lograr los resultados prácticos de los convenios ya firmados, intensificar la coordinación de los proyectos de nuevos documentos, entre estos, sobre la colaboración científico-técnica, en la esfera educativa y en otras direcciones de interés mutuo. Nos orientamos en contribuir de modo permanente a la realización de los acuerdos existentes y en las búsquedas de nuevas esferas de perspectiva para nuestra cooperación.