La verdad de Snowden

Share/Save
Эдвард Сноуден

LONDRES, GRAN BRETAÑA (17/JUN/2013).- Edward Snowden, el responsable de las filtraciones sobre los programas de vigilancia secretos de EU y actualmente oculto en Hong Kong, dijo al periódico británico "The Guardian" que el Gobierno de su país no puede "frenar la verdad".

"Todo lo que puedo decir ahora es que el Gobierno de Estados Unidos no va a poder encubrir esto encarcelándome o asesinándome. La verdad está saliendo y no se puede parar", declaró el exempleado de la CIA y de la Agencia de Seguridad Nacional estadounidense (NSA) en una sesión de preguntas y respuestas con internautas del citado rotativo británico.

Snowden reconoció además que, tras haber huido de su país, "no espera volver a ver su casa", si bien desconoce "dónde terminará".

El extécnico de la CIA y NSA filtró a principios de mes a los periódicos "The Guardian" y "The Washington Post" la existencia de dos programas secretos mediante los que el Gobierno de su país supuestamente recopila registros telefónicos y datos digitales de millones de usuarios.

En respuesta a la pregunta de un lector, Snowden, cuya identidad se hizo pública a través de "The Guardian" el 9 de junio, no aclaró si hay más personas, aparte de él, con copia de los controvertidos documentos que pudieran, dado el caso, hacerlos públicos si a él le sucediera algo.

También explicó que abandonar EU le supuso "un riesgo increíble", pues los empleados de la NSA deben notificar sus viajes al extranjero con 30 días de antelación y "son vigilados".

Además, dijo que había una posibilidad de ser "interceptado en ruta", con lo que tenía que viajar sin reservar por adelantado a un país que le permitiera trabajar "sin ser detenido inmediatamente".

En respuesta a la cuestión de otro internauta, Snowden explicó que, aunque quiso revelar al mundo los programas empleados por la NSA antes de que Barack Obama llegara al poder, su "fe" en la "prometedora" campaña política del actual presidente del Gobierno le hizo esperar.

"Desafortunadamente, al poco de llegar al poder, (Obama) cerró la puerta a investigar las violaciones sistemáticas de la ley, profundizó y expandió varios programas abusivos y se negó a gastar capital político para poner fin a las violaciones de derechos humanos como las ocurridas en Guantánamo", dijo.

Al revelar el espionaje masivo de las llamadas y datos de internet por parte del Gobierno estadounidense, Snowden se convirtió para algunos en un héroe, por haber sacado a la luz unas prácticas que atentan contra la privacidad de los ciudadanos, y para otros en un traidor a su patria.