La ONU advierte 'riesgo real' de que Libia se desintegre

Share/Save

La violencia en Libia se multiplica y, si sus líderes no actúan con rapidez, los riesgos de que el país se desintegre son reales e inminentes, advirtió hoy el representante especial de la ONU, Bernardino León.
 
En un informe ofrecido en videoconferencia al Consejo de Seguridad, León afirmó que "a menos que los líderes libios actúen rápida y decisivamente, los riesgos a la unidad nacional y a la integridad territorial del país son reales e inminentes".
 
"La situación en el terreno se deteriora rápidamente. Libia ya no puede darse el lujo de permitir por mucho más tiempo que la crisis política y el conflicto armado que han hecho presa del país por buena parte del año pasado se enquisten por más tiempo", agregó.


 
Alertó además que la crisis política y los enfrentamientos de diferentes facciones dentro de Libia genera las condiciones para que el extremismo eche raíz en el país.

 
Advirtió que grupos como el Estado Islámico (EI) "no se detendrían ante nada en su apuesta para aprovechar las divisiones políticas existentes, y el clima de desconfianza entre los principales actores políticos, para consolidar su presencia e influencia".
 
Pese a la violencia y la crisis política, De León consideró que el pueblo libio no ha perdido su esperanza y que aún aspira a formar una democracia moderna basada en el estado de derecho y los derechos humanos.
 
En ese sentido, pidió a los líderes de las partes en conflicto a que aprovechen la oportunidad, durante la reunión que mantendrán mañana jueves en Marruecos, con el fin de lograr negociaciones fructíferas que conduzcan a la paz.


 
La situación en Libia ha empeorado desde que hace cuatro años, fuerzas internacionales apoyaran la expulsión de Muammar Gadafi del gobierno, luego de décadas de tener el control en ese país africano.
 
Meses después de la muerte de Gadafi, capturado y ejecutado por milicianos, al menos dos facciones, y ahora el EI, se han enfrentado por obtener el control político en Libia, un país rico en petróleo.