Cooperación entre Bolivia y Rusia traerá grandes beneficios, dice embajador ruso en La Paz

Share/Save
Росатом в Боливии

La colaboración entre Bolivia y Rusia ha hecho posible que los bolivianos estén muy cerca de la era nuclear y aprovechen la energía atómica para beneficio de la salud y la alimentación, afirmó este martes el embajador ruso en La Paz, Alexéi Sazónov.

"Gracias al Gobierno del presidente Evo Morales, Bolivia está cerca de la utilización de la energía nuclear para fines pacíficos. En 2014, los presidentes Morales y Vladímir Putin de Rusia acordaron realizar en Bolivia un proyecto nuclear integral", recordó Sazónov.

Alexei Sazonov

El embajador, junto al ministro de Hidrocarburos de Bolivia, Luis Alberto Sánchez, asistió este martes a la presentación de la propuesta integral de la empresa rusa Rosatom para la construcción del Centro de Investigación Nuclear en la ciudad boliviana de El Alto (oeste).

La propuesta incluye también la capacitación de jóvenes científicos en Bolivia para que puedan operar las nuevas tecnologías.

"La energía nuclear es una gran oportunidad para Bolivia, para la medicina, para luchar contra las enfermedades, mejorar las semillas para la agricultura y desarrollar los diferentes ámbitos de la ciencia moderna", dijo el diplomático.

La empresa Rosatom es una de las firmas líderes en materia atómica y está presente en los cinco continentes y más de 50 países.

Cuenta además con 265.000 funcionarios y ha desarrollado los más importantes proyectos de energía nuclear en el mundo.

"Yo estoy seguro, como el presidente Evo Morales, que la energía nuclear es la defensa de la salud. Esta nueva tecnología va a servir para salvar la vida de millones de bolivianos, y Rosatom está preparada para encarar este proyecto que será uno de los más grandes de Sudamérica, tal como lo definieron los presidentes Evo y Putin", subrayó Sazónov.

Putin y Morales

Por su parte, Sánchez dijo que, con la construcción del Centro, Bolivia ingresa a la revolución tecnológica.

"El desarrollo tecnológico con soberanía era una deuda pendiente del proceso de liberación política social y económica que vive Bolivia. Hoy ingresamos a la revolución tecnológica", declaró el ministro.

El Gobierno boliviano invertirá 300 millones de dólares en el proyecto nuclear que será la punta de lanza para el desarrollo de la investigación científica en el ámbito de la medicina, en el diagnóstico y tratamiento del cáncer, la alimentación y la agricultura.